FAQ

Preguntas frecuentes

¿Qué es el Yoga?

La palabra yoga, de la palabra Sánscrita yuj significa enlazar o unir. Según el sabio Patanjali, quien describió la filosofía yógica con un enfoque sistemático hace unos dos mil años, el Yoga trabaja en ocho niveles con los que podemos desarrollar no sólo el cuerpo, sino también nuestra moral, mente y espíritu.  En una clase típica de Yoga los alumnos toman posturas físicas al ritmo de la repiración. Muchos estilos han nacido en el transcurso del tiempo, pero la meta en todos siempre ha sido encuentrar una relación equilibrada entre mente, cuerpo y el mundo que nos rodea.

No soy flexible, ¿puedo practicar Yoga?

Sí. Para empezar no se requiere ningún conocimiento del Yoga, tampoco que hayas practicado ninguna otra actividad física. La práctica siempre se ajusta a tu nivel y condición presente, ofreciendo variaciones de las posturas según vas progresando. Con el tiempo adquirirás flexibilidad. Es una práctica accesible para todos, ven tal y como eres.

¿Qué beneficios tiene?

Cada postura tiene sus efectos terapeúticos que benefician el sistema muscular, la circulación sanguínea, los órganos vitales y el metabolismo. Además la práctica aumenta la flexibilidad y la fuerza, el equilibrio y la coordinación. Todo esto mejora a su vez la salud y la calidad de vida. Lo más beneficioso e importante es el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

¿Con qué frecuencia tengo que practicar?

Una hora semanal ya trae beneficios. Para sentir los beneficios con más rapidez y fuerza recomiendo empezar con 2 clases. Con el tiempo irás aumentando la regularidad de las clases hasta 6 semanales, ésto requiere disciplina y compromiso. La gente práctica Yoga por motivos diferentes y la intención es mejorar la calidad de vida. Por ello es importante ajustar el ritmo a tu situación y tus necesidades.

 

¿Tengo que memorizar el orden de las posturas?

En el Ashtanga practicado de la manera tradicional se practican las posturas en cierto orden, pero ésto lo irás aprendiendo con el tiempo. Todos hemos pasado por ello. Conocer el orden y el nombre de las posturas te ayudará a tener un control profundo de tu práctica y participar en una clase no importa donde vayas.

¿Hay recitación de mantras? ¿Es religioso?

Cantar mantras no es obligatorio, pero es muy bonito y no tiene nada que ver con ninguna religión. En Ashtanga, el mantra inicial hace reverencia a la tradición de Ashtanga y su lineaje. Además prepara el cuerpo y la mente para la práctica. El mantra final sella la práctica, deseando a todo ser vivo una vida sin sufrimiento.

¿Puedo herirme haciendo Yoga?

Es importante aprender a escuchar tu cuerpo y tu mente, ya que son los que te guiarán y dirán donde están tus límites. Es normal sentir alguna que otra molestia muscular de vez en cuando, al fin y al cabo el Yoga tiene su aspecto físico. Si un dolor persiste, es importante hablar con tu profesor, cambiar la práctica o descansar para darle al cuerpo espacio para curarse. Si una postura te causa dolor, has de modificarla o no hacerla. Recuerda que practicar demasiado o practicar posturas a las que tu cuerpo aún no está preparado puede lastimarte. Nunca uses fuerza para entrar en las posturas y respira siempre. Avanza despacio, con amor y humildad, no hay prisa, tienes toda tu vida para aprender 🙂

¿Puedo practicar estando embarazada?

Es recomendable no hacer ejercicio físicamente exigente durante los primeros tres meses de embarazo ni los tres siguientes después de dar a luz. Si nunca has hecho Yoga antes, tampoco es recomendable empezarlo durante el embarazo. Si practicas, recuerda hacerlo con calma y suavidad, modificar las posturas y no hacer las posturas que puedan posicionar a tu bebé bajo ningún estrés o ninguna presión. Después de dar a luz, dále tiempo a tu cuerpo para fortalezerse, comienza con tranquilidad.